Adjetivos para describir el vino

 

Si recién se están adentrando en el  mundo del vino es importante que conozcan los adjetivos que se emplean para describirlo, y si ya eres todo un experto nunca está de más un pequeño repaso.

Carnoso. Es un cuerpo y bien conjuntado que produce un rica impresión física a su paso por la boca.

Crudo o tierno. Vino joven y sin terminar.

Débil o corto. Es aquel caldo con caracteres pocos pronunciados.

Decrépito. Es un vino desequilibrado por completo, debido al exceso de edad.

Elegante. Vino equilibrado que produce sensaciones sugerentes en nariz y boca.

Espeso. Vino con mucho cuerpo y densidad.

Fresco. Vino con una acidez adecuada para su tipo. Se aplica a los jóvenes de calidad.

Hueco. Es un caldo que decepcionan en todo el recorrido de la boca, debido a sus muchas carencias.

Lleno. Vino de amplios sabores que colma el paladar.

Morapio. Vino tinto de color intenso y tonos apagados por su poca acidez.

Pastoso. Hace referencia a vinos blancos y cavas demasiado densos en la boca y ricos en azúcar.

Perfumado. Vino con intensos aromas.

Picado. Vino con síntomas de avinagramiento.

Terpénico. Vino con aromas densos e intensos originados por los aceites esenciales que contiene.

Untuoso. Caldo oleoso que se adhiere en la copa y que en la boca se muestra suave.

Vigoroso. Es un vino que provoca sensaciones potentes en la boca. Resulta sabroso, con cuerpo y con una acidez y nivel de taninos y alcohol bien conjuntados.

Espero que esta recopilación de adjetivos les sea útil a la hora de describir el próximo vino que vayan a degustar.

 

Fuente: El Gran Catador

Otros productos de interés

Un Comentario para “Adjetivos para describir el vino”

  • Jaime Gutierrez |  17 febrero 2018 6:00

    Muy buena la descripción de los adjetivos

Dejar un comentario para “Adjetivos para describir el vino”

Puedes filtrar el listado de productos por alguna de estas categorías haciendo click en la imagen: